22/11/2019 freelance@alejandrocasas.com

¿Cuándo es buen momento para empezar a trabajar la madera?

El mejor momento para empezar a trabajar la madera es cuando está seca. La madera sufre cambios en su volumen debido a la cantidad de agua que puede tener entre las fibras, es decir, tiene una naturaleza altamente hidroscópica.

Cuando el árbol está vivo, el flujo de agua a través de las células de la planta es constante, pero cuando esta muere aún queda agua contenida entre las células. Esta agua puede irse evaporando poco a poco, pero esto toma tiempo.

A través del proceso de secado de la madera se crea un gradiente de humedad entre el ambiente y el material, hasta alcanzar el equilibrio, razón por la cual se debe ir reduciendo la humedad atmosférica si se quiere lograr un buen secado.

Los cambios en la reducción del agua intracelular de la madera no solo afecta su volumen, sino también su respuesta a los procesos mecánicos, es decir, a la trabajabilidad del material. También, la reducción efectiva de la humedad en la madera la protege contra los típicos ataques de hongos e insectos xilófagos.

¿Cómo saber cuándo la madera está bien seca?

En ocasiones, la madera puede parecer seca pero aun así tiene un nivel de humedad que la hace no óptima para ser manejada. Entonces, ¿cómo podrías saber cuándo es buen momento para trabajarla?

Bueno, para ello existen varios métodos. Lo más común es que la humedad de la madera se mida en porcentaje. Para ello, debe haber un peso seco de referencia de la madera en la que se esté trabajando. En ocasiones, cuando la madera está verde, el porcentaje de agua puede superar el del peso seco del material.

Lo más recomendable para trabajar una madera es que tenga un porcentaje de humedad del 6%. Incluso, las maderas que presenten un porcentaje del 18% pueden ser consideradas para su manejo, pero más allá de esto no es buena idea.

Etiquetas: ,