21/10/2019 freelance@alejandrocasas.com

Efectos del sol sobre la madera

La madera es de origen vegetal, como todos saben. Su naturaleza biológica lo hace un material complejo a nivel estructural y que por eso mismo puede sufrir cambios de tipo endógenos. Pero, además de estos, los factores externos también pueden influir enormemente en sus características físicas.

Entre los factores exógenos con mayor efecto sobre la madera está la radiación solar. La madera es un mal conductor del calor y de la electricidad, por lo que los rayos del sol no harán que se caliente muy rápido, lo que es especialmente ventajoso para las casas con techos de madera.

Sin embargo, ¿sabías que el sol puede tener un efecto muy curioso en la madera? Este es capaz de hacerla cambiar de color con el paso del tiempo. Este efecto es producto de la interacción entre los factores endógenos y exógenos, en este caso, el sol.

La madera puede cambiar de color con el paso del tiempo

El cambio de color se debe a la oxidación de las biomoléculas que componen la madera, especialmente la lignina. También se ven afectada la celulosa (principal componente) y la hemicelulosa.

Bien sea que reciba la luz directa o indirectamente, poco a poco esto hará que vaya cambiando la capa superficial de la madera. Específicamente, el cambio más notorio puede ocurrir en el primer año de exposición o incluso 5 años después. Los cambios de coloración son muy peculiares y dependen del tipo de madera. Las que son claras suelen oscurecerse, mientras que las oscuras en cambio terminan por aclararse. Si la exposición al sol es muy intensa, eventualmente la madera se comienza a tornar grisácea, pierde brillo y se puede agrietar un poco.

La buena noticia es que este cambio es superficial y luego de lijar y barnizar puede quedar como nueva. Aunque, hay a quienes les gusta el efecto envejecido de la madera para la decoración en interiores. Por lo que esta cualidad puede ser explotada para darle mayor versatilidad.

Etiquetas: , ,