26/08/2019 freelance@alejandrocasas.com

¿Madera natural o madera tecnológica para tarimas?

Muchas veces hay que cuidarse de las palabras y de lo que quieren transmitir. Tal es el caso de las nuevas maderas tecnológicas para tarimas, que poco tienen que ver con la madera de verdad y que, por el contrario, en muchos aspectos son antagónicas.

En esta ocasión, como en muchos otros casos, estos productos solo se valen de la imagen de otro producto como la madera para crear una mejor impresión, pero nada más. La verdad es que el lanzamiento de algo que aparenta ser innovador capta la atención de muchas personas, sobre todo de las que suelen dejarse llevar muy fácilmente por las primeras impresiones, pero es a la hora de la verdad cuando se deja ver lo que realmente son.

¿Por qué la madera tecnológica para tarimas no es una buena idea y por qué no deberías utilizarla?

– Se calienta muy fácilmente. A diferencia de la madera de verdad, la madera tecnológica acumula mucho calor, creando un microhabitat insoportable en muchos casos, dependiendo de las condiciones externas y sobre todo de la radiación solar. La razón es que estas láminas están hechas de aserrín mezclado con mucho plástico. Lo que hace que sea más plástico que madera, predominando más las características físicas de este último material.

– Se dilata aún más. Al retener mucho la temperatura, la madera tecnológica tiende a expandirse y deformarse con mayor facilidad, lo que la hace menos confiable y con ciertas limitaciones con respecto a su construcción e instalación.

– Se raya con facilidad. Las tarimas de madera tecnológica son vulnerables especialmente al sol, que las deforma con facilidad, pero también a las manchas que dejan las colillas de cigarro y a la aparición de grietas y demás. Para paliar estos problemas, el mercado ha creado una serie de productos accesorios que no hacen más que encarecer este material.

– No es nada biodegradable. Este es el punto más contradictorio con respecto a la madera de verdad. Para empezar, se requiere de mucha energía para su fabricación y luego para su reutilización y reciclaje. Lleva mucho tiempo para que se degrade por completo como cualquier otro polímero, por lo que aumenta significativamente la contaminación ambiental.

Etiquetas: , ,