07/07/2019 freelance@alejandrocasas.com

Mitos más comunes sobre las casas de madera (Parte 1)

Esta es nuestra primera entrega de los mitos más comunes sobre las casas de madera. Uno a uno iremos desmontando estos mitos que poco tienen que ver con la realidad. Algunos de ellos creados solo con la intención de desprestigiar a la industria, mientras que otros solo existen por el desconocimiento del funcionamiento de este tipo de casas.

Empecemos:

– Se puede construir sin necesidad de permiso: Totalmente falso, una casa de madera es un inmueble como cualquier otro, por lo tanto, debe apegarse a las mismas normativas. Por el contrario, las casas prefabricadas y caravanas son considerados bienes movibles, por lo que están sujetos a otra normativa. En cualquier caso, es importante informarse para cumplir con las normas.

– No soportan vientos muy fuertes: Si están bien construidas y fijadas a la base de hormigón, las casas de madera no son susceptibles a los vientos. Así que no, el cuento del lobo y los tres cerditos no aplica aquí. Además, esto es algo de lo que no deberías preocuparte, puesto que en España no son probables huracanes o tornados que puedan poner en peligro la integridad de la construcción.

– Las casas de madera no necesitan cimientos ni bases de hormigón: El punto anterior nos hace caer en nuestro siguiente mito. Algunas personas creen que las casas de madera no necesitan cimientos. Nada más alejado de la realidad. Lo que sí es cierto es que estos cimientos no deben ser tan fuertes, puesto que el peso de la madera es menor que el peso de otros materiales usados en la construcción.

– Necesitan una mano de barniz cada año: Como con cualquier otra casa y cualquier otro material, las casas de madera necesitan mantenimiento para estar en buen estado por más tiempo. Lo que sí es cierto es que al menos cada 5 años necesitan mantenimiento, incluyendo barnizado, pero no es necesario hacerlo anualmente.

– Baja expectativa de vida: Existen muchas casas antiguas hechas de madera, qué mejor prueba para derrumbar este mito. Si se le hacen los cuidados necesarios, una casa de madera puede durar por siglos.

Etiquetas: , , ,