06/08/2018 freelance@alejandrocasas.com

Principales propiedades de la madera

La madera cuenta con un conjunto de características que la hacen un material de especial utilidad en la construcción y, por supuesto, en diferentes artes como la carpintería. De entre todas las propiedades físicas que podríamos mencionarte, las más importantes son la densidad y, por consiguiente, su dureza. Factores que son especialmente útiles en la construcción de hogares y demás estructuras, y que están tan relacionadas, que muy frecuentemente son confundidas la una con la otra.

No todos los tipos de madera cuentan con la misma densidad y dureza. Existen troncos grandes que, a pesar de su tamaño, son ligeros, mientras que algunos de menor tamaño son más pesados. La densidad de los objetos viene dada por una relación entre la masa y el volumen de la misma. Mientras tanto, la dureza hace referencia a la resistencia del material para ser trabajado.

La densidad de la madera está estrechamente relacionada con la cantidad de humedad que contiene la misma. Por otro lado, esa misma presencia de agua va a influir en la dureza. Es decir, mientras más seco sea el tronco, mayor será su dureza.

La dureza también viene dada por la cantidad de fibras de las que está hecho el tronco. Tomando en cuenta ambos criterios, la madera puede dividirse según su densidad en:

– Muy ligera.

– Ligera.

– Semi pesada.

– Pesada.

– Muy pesada.

Según su dureza, se puede clasificar en:

– Dura.

– Semi dura.

– Blanda.

Para determinar la dureza de una madera existen varias pruebas, las más comunes son; la prueba de Brinell, Janka y Monnin (Chaláis-Meudon), siendo esta última la estandarizada por la UNE. Lo ideal es que la madera no sea muy dura para poder trabajarla con comodidad, ni muy blanda para que no se dañe con facilidad.

Etiquetas: , , , ,