20/11/2021 freelance@alejandrocasas.com

Tratamiento de autoclave en la madera para exteriores

La madera es uno de los materiales más resistentes y económicos que existen, sin embargo, a pesar de todos los beneficios que esta ofrece, es un material natural al que pueden llegar afectar agentes bióticos y abióticos, es por esto que es necesario que se le apliquen diferentes tipos de procedimientos químicos para que la madera obtenga ciertos beneficios que le ayudarán a resistir todo tipo de plagas.

Uno de los procedimientos más efectivo es el denominado autoclave, el cual no es más que un protector, compuesto en su mayoría de sales de cobre, el cual es muy efectivo para repeler todo tipo de insectos. El procedimiento consiste en agregar las piezas de madera a la autoclave para que esta pueda reducir la presión del aire en las células de la madera, esto permitirá introducir las sales de cobre en la pieza de madera. Esta mantiene el vacío por lo que las sales no quedan expuestas en la madera.

Posteriormente se vuelve a someter a la madera a un vacío que permita eliminar el excedente de las células. Este proceso las deja selladas, lo que permite que la protección se encuentre durante toda la vida útil de la madera. La pieza resultante conseguirá un aumento su resistencia contra agentes bióticos, tales como hongos e insectos.

Un factor a tomar en cuenta es el hecho que la madera elegida para este tratamiento debe contener un porcentaje menor al 20% de humedad. Esto permitirá que el proceso sea más rápido y más efectivo. Altos porcentajes de humedad harán que la autoclave no tenga la misma efectividad para repeler insectos.

Si bien este procedimiento es sumamente efectivo contra la mayoría de los insectos, si la madera estará expuesta constantemente a humedad la efectividad contra los insectos irá bajando gradualmente, por lo que es muy necesario que la madera se encuentre bien ubicada y protegida de la humedad, especialmente si se encuentra cerca de ríos, playas o pequeños estanques de agua.

Etiquetas: ,